D.O. EMPORDÀ

EMPORDÀ, LAS VIÑAS MÁS ANTIGUAS DE CATALUNYA

El Empordà es una de las tierras de viñedos más antiguos de la Península. Griegos y romanos establecieron aquí sus primeros asentamientos hace más de 2.500 años. Desde Empúries, esparcieron el comercio y la cultura del vino en toda Hispania. Los monasterios, como Sant Pere de Rodes, tomaron el relevo.

La viña y el vino vivieron los mejores años con la llegada de la hilo • loxera en Francia. Tos las laderas de la Albera se plantaron hasta aprovechar el último palmo de tierra. Cuando la plaga llegó a nuestra región, la tragedia ocurrió. Para hacer frente a aquellos años de dificultad, los viticultores hicieron piña y se crearon las primeras cooperativas, como la de Capmany que hoy ya es centenaria.

Cuando parecía que todo se superaba y que la viña volvía a coger protagonismo en el Empordà empezó una nueva etapa. Hacia finales de los sesenta empezó la fiebre del turismo. Muchos viticultores colgaron las herramientas deslumbrados por aquella fiebre del oro. En la costa crearon hoteles y restaurantes y crearon lo que hoy conocemos como Costa Brava.

Hoy los netos de aquellos viticultores vuelven a sus raíces. Con estudios de enología y con un trato hospitalario aprendido de sus padres, muchos jóvenes vuelven para recuperar los viñedos perdidas y crear unos vinos de gran calidad.

Allí donde los Pirineos mueren en el mar, a los pies de la sierra de la Albera y del Cap de Creus es donde se encuentran los viñedos del Empordà.

Garnachas (blancas, rojas y negras) y Cariñenas (blancas y negras).
Por un lado, la tramontana, las viñas generalmente viejas y los terrenos pobres de pizarras y granito hacen que los vinos ampurdaneses tengan cuerpo y carácter. Por el contrario la proximidad al mar, confieren unos sorprendente frescura y salinidad en los vinos del Empordà.

Siguenos

© 2018 ALLOTJAMENTS AMB DO

EL ENOTURISMO CATALÀN EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestro boletín y recibirás la actualidad y las novedades que ofrecemos desde Allotjaments amb DO.